El abdomen es la zona del cuerpo donde la grasa tiende a acumularse con mayor facilidad. Los embarazos, las variaciones de peso, así como los desórdenes hormonales, son las principales causas de la distensión del abdomen .

Aunque cada año se realizan con éxito cientos de operaciones de este tipo en España. Un gran número de hombres y mujeres para mejorar su abdomen, ya sea por hernias, distensión de recto o por exceso de piel y grasa, y abdomen péndulo, se someten a un tratamiento funcional y estético personalizado, la mejor opción.

La abdominoplastia o lipectomía abdominal es un procedimiento quirúrgico mayor, cuya finalidad es la de extirpar piel y grasa de la parte media y baja del abdomen, y reforzar la musculatura de la pared abdominal. Como resultado se obtendrá un vientre más terso y definido.

 ¿Quién es el candidato ideal para la abdominoplastia?

Según la Sociedad Española de Cirugía Plástica y Reparadora (SECPRE), los candidatos ideales para someterse a este tipo de intervención son aquellas personas que tienen una silueta relativamente buena pero que están preocupados por la acumulación de grasa, por el exceso de piel en el abdomen o presentan una alteración de la pared abdominal, y que no mejor a pesar de la dieta o el ejercicio físico.

Los resultados son definitivos, siempre y cuando se acompañe de una dieta equilibrada y ejercicio periódico.

Cirugía doble

La combinación de estas dos intervenciones, diferentes entre sí, tiene como objetivo mejorar la apariencia y restaurar el abdomen. Esta cirugía doble está diseñada para mejorar y reducir el volumen total del abdomen, ademas de corregir las posibles hernias y diastasis de rectos del abdomen.

La unidad de abdomen del Instituto Médico González Fontana da un tratamiento individual a cada paciente, estudiando las posibles hernias, diastasis de rectos, y exceso de piel y grasa del abdomen, dando la mejor solución a cada caso clave del éxito en la cirugía de abdomen.