La genética no es lo único que determina las condiciones en las que una persona envejece. La alimentación es uno de los factores que pueden retrasar la aparición de los signos de la edad, especialmente los que se reflejan en la piel. Aunque no existen alimentos mágicos que rejuvenezcan milagrosamente y eliminen las arrugas causadas por el paso del tiempo, sí que hay algunos productos que benefician y cuidan la piel desde el interior.

Además, el efecto de los antioxidantes y nutrientes naturales que se incluyen en algunos alimentos ayuda a proteger la epidermis de las agresiones naturales como el frío o la exposición a los rayos del sol.

10 alimentos que ayudan a cuidar la piel:

  1. Agua. Resulta obvio que el agua es el mejor elemento para depurar las toxinas del cuerpo, frente al café o el alcohol que deshidratan la piel. Beber agua es la primera norma para mantener una piel sana e hidratada.
  2. Cítricos. Las naranjas, limones, mandarinas, los cítricos, en general, son ricos en vitamina C, un antioxidante natural que ayuda a la formación del colágeno necesario para que la piel conserve su firmeza y elasticidad.
  3. Tomate. Contiene licopeno, otro poderoso antioxidante, que también ayuda a hidratar la piel. El licopeno se asimila mucho mejor si tomate está cocinado.
  4. Brócoli. El consumo de esta verdura estimula la producción de enzimas que protegen e hidratan el cutis.
  5. Frutos rojos. Los arándanos, las moras, las ciruelas y las fresas también concentran un alto contenido antioxidante que permite la regeneración celular y contribuyen a retrasar el envejecimiento.
  6. Aceite de oliva. El aceite de oliva natural es una fuente de ácidos grasos omega 3 que ayudan a evitar la sequedad de la piel y, por tanto la formación prematura de arrugas.
  7. Pescado. La piel necesita ciertas grasas para proteger las células del cuerpo, también las de la piel, y mantener la elasticidad del cutis. Pescados como el salmón son la opción más sana para aportar esas grasas naturales que precisa nuestro cuerpo.
  8. Zanahoria. Aporta grandes dosis de vitamina A, con la que se combate la flacidez y las arrugas. Además, tiene propiedades fotoprotectoras.
  9. Nueces y frutos secos. Su alto contenido en omega 3 contribuye a hidratar y suavizar la textura de la piel. Favorece la eliminación del acné, los puntos negros y las arrugas.
  10. Carne roja. Un consumo moderado de carnes rojas también aporta las proteínas que precisa el cuerpo para mantener el tono muscular y evitar la flacidez del rostro.