El aumento de pecho es la intervención de cirugía estética más practicada en nuestro país, desbancando a la liposucciónque pasa ahora a segunda posición, según el estudio realizado por la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE). Tras el aumento de mamas y la liposucción, el ranking de las operaciones más demandadas continúa, por este orden, con la blefaroplastia o cirugía de los párpados, los rellenos con grasa autóloga (grasa extraída de otra parte del cuerpo del propio paciente), la rinoplastia o cirugía de la nariz y la intervención consistente en la combinación del aumento de mamas y su elevación.

Ciñéndonos a la estadística, la suma de todas las operaciones de cirugía estética realizadas en nuestro país se situó en el entorno de las 65.000. El 87,8% de las operaciones fueron practicadas a mujeres y el 12,2% a hombres, porcentajes muy parecidos a los de 2010. Esta disparidad en los porcentajes por sexos explica que el aumento de pechos encabece el ranking de intervenciones más realizadas, ya que es la más demandada por ellas, con un 28,2%. A continuación, las mujeres optan por la liposucción, la blefaroplastia, la combinación de aumento y elevación de mamas y la abdominoplastia. Por el contrario, la intervención más demandada por los hombres es la liposucción, seguida de la blefaroplastia, la rinoplastia, la ginecomastia y la otoplastia o cirugía de las orejas.

Por edades y con independencia del sexo, la franja de población comprendida entre los 30 y los 44 años es la que más recurre a la cirugía estética, con un 42,2%, situándose las franjas inmediatamente anterior y posterior en porcentajes inferiores al 30%. Cabe destacar que los datos de donde recogemos este información incluyen en sus estadísticas a los menores de 18 años, dado el interés mediático detectado en los últimos años por esta franja de edad.

En esta línea, según la encuesta, sólo el 1,3% de las intervenciones de cirugía estética en España corresponden a menores de edad y casi la mitad de ellas, el 46,5%, a otoplastias. El aumento de mamas y la liposucción son, por este orden, las dos intervenciones más demandadas entre los 18 y los 44 años. A partir de los 45, la blefaroplastia encabeza el ranking, seguida nuevamente por la liposucción, mientras que el lifting facial empieza a cobrar importancia a partir de los 60, franja de edad en la que se sitúa en tercera posición, con más de un 14,4% de las operaciones.