En la mayoría de las ocasiones nos planteamos que no nos gusta la armonía establecida de nuestro cuerpo. Quejarse de tener demasiado trasero y poco pecho o de tener más grasa localizada en el abdomen de los que se desea es bastante frecuente. La lipotransferencia puede ser tu respuesta al deseo mágico de poner dónde falta y quitar dónde sobra.

La lipotransferencia es una técnica novedosa y contrastada que está determinada a dejar atrás los implantes artificiales. Su objetivo es dar volumen en determinadas zonas del cuerpo de los pacientes mediante su grasa localizada sin recurrir a implantes de ningún tipo.

La técnica consiste en la extracción de la grasa localizada mediante liposucción de las áreas de la figura del paciente en las que no desea ése volumen. Esta grasa pasa por un proceso de purificación para luego ser inyectada en las áreas del cuerpo en las que se desea ganar volumen.  Normalmente los usos de esta técnica suelen relacionarse con el aumento de senos, glúteos o para modificar depresiones en la piel.

No se aconseja la lipotransferencia para todo el mundo. Las personas con un problema de obesidad, es decir, con un índice de masa corporal superior a 30 no deben someterse a estos tratamientos. Paciente de enfermedades crónicas no controladas y pacientes con delgadez extrema tampoco podrán someterse a la intervención.

La gran ventaja  que ofrece el tratamiento es que al ser un implante natural no produce rechazo en el paciente puesto que es su propia grasa. El único inconveniente que presentan algunos casos es que la grasa es caprichosa. No se puede asegurar que el cuerpo proceda a su reabsorción. En el éxito del proceso intervienen tanto que la grasa haya sido tratada adecuadamente como ciertas características de salud del paciente como que tenga un buen sistema circulatorio, lleve una dieta equilibrada y no esté intentado adelgazar o no fume.

Modelar el cuerpo mediante esta técnica implica una labor de mucha calidad para el cirujano. El paciente debe tener en cuenta que los resultados no son exactos a los que se obtienen utilizando implantes artificiales. La grasa aporta volumen a la zona pero no cambia la forma.

El lipofilling es una tendencia más natural en los que a remodelación corporal ser refiere pero hay que ser realistas en cuanto a los resultados que se van a obtener y como en cualquier caso de cirugía estética confiar en un buen profesional para esta labor.