El rostro es la parte del cuerpo más visible y en su piel se reflejan las secuelas que dejan la exposición al sol, el sedentarismo, la alimentación poco saludable y el envejecimiento. Sin embargo, existen tratamientos y técnicas que permiten el rejuvenecimiento facial, con o sin cirugía.

El objetivo de todos estos tratamientos es que la piel recupere elasticidad y frescura para que el paciente se sienta más cómodo con su aspecto. Las soluciones quirúrgicas enfocadas a este propósito son principalmente el lifting facial y la blefaroplastia o cirugía de párpados. Pero también hay otras técnicas menos invasivas que ayudan a minimizar los efectos de la edad en el rostro.

Optar por unas u otras alternativas es una cuestión personal, pero los profesionales médicos también pueden ayudar a tomar la decisión más adecuada, en función de cada caso.

Rejuvenecimiento facial sin cirugía

  • Mesoterapia facial. con el paso de los años, la piel va perdiendo nutrientes y con ellos vitalidad y elasticidad. La mesoterapia facial es un tratamiento de estética que estimula y tonifica la piel del rostro mediante microinyecciones indoloras de vitaminas y minerales.
  • Botox Vistabel. El empleo de toxina botulínica tipo A permite eliminar las arrugas de expresión facial que se marcan especialmente en la mitad superior del rostro; frente, entrecejo y patas de gallo. El producto autorizado en España se llama Vistabel y lo comercializa el laboratorio Allergan.
  • Peeling facial. Consiste en un proceso de exfoliación y descamación, que permite eliminar las células muertas de la piel y renovarla. Se consigue con este tratamiento reducir las arrugas, rejuvenecer la piel e hidratarla.
  • Electrofrecuencia. Esta técnica de rejuvenecimiento está basada en la aplicación de energía de radiofrecuencia que calienta las capas internas de la piel y estimula el colágeno natural para combatir la flacidez.
  • Dermocosmética. El tratamiento mediante la aplicación de cremas, geles, aceites o mascarillas adecuadas favorece el aspecto saludable del rostro. Además, puede emplearse como complementario a cualquier otra solución facial adoptada.

Rejuvenecimiento facial con cirugía

  • Blefaroplastia. La cirugía de párpados caídos busca rejuvenecer la mirada, mediante la reconstrucción de los tejidos que rodean a los ojos. Aunque se trata ya de una intervención quirúrgica, se realiza mediante una técnica muy sencilla con resultados visibles rápidamente.
  • Lifting facial. El lifting o estiramiento de la piel es una técnica quirúrgica que permite mejorar el aspecto del rostro, devolver el tono y elasticidad de la piel y reducir los signos de la edad. Consiste en tensar los músculos y eliminar el exceso de grasa y piel que se acumulan en la cara con el paso de los años. Es una de las intervenciones más solicitadas porque proporciona unos resultados altamente satisfactorios.