No es sencillo encontrar información fiable y veraz sobre las prótesis de mama y los tipos de implantes que hay en el mercado. Las prótesis son dispositivos que se utilizan para el aumento de mamas, como cirugía suplementaria a la mastopexia o para reconstruir las mamas tras una mastectomía. A la hora de analizar las distintas prótesis hay que prestar atención a distintos aspectos:

  • Superficie:

Todos los implantes mamarios presentan una cobertura de silicona sólida, por lo que en realidad, todos los implantes son de silicona en su superficie.

 La superficie también puede ser rugosa o lisa. A la superficie rugosa se le añaden polisacáridos u otro tipo de sustancias para que la superficie del implante sea texturizada, permitiendo que la prótesis se fije y tenga menor movilidad. La prótesis lisa es aquella que presenta una superficie de silicona con una apareciencia “más natural”, ya que no se ha texturizado.

  • Material del interior:

 En cuanto al material del interior de los implantes, se puede diferenciar entre implantes hinchables (prótesis de suero fisiológico) o prótesis prerrellenas.

 Las prótesis hinchables se rellenan utilizando una válvula autosellable a la que se conecta un tubo de silicona que introduce suero fisiológico que permite variar el tamaño del implante. Las prótesis prerrellenas de silicona cohesiva no necesitan de ningún tipo de maniobra para rellenarse. Hay gran variedad de formas y proyecciones.

  • Forma:

 Si tenemos en cuenta la forma podemos dividirlas en prótesis redondas y prótesis anatómicas (en forma de gota o de pera).

 Las redondas varían en su proyección y anchura, dando como resultado un polo superior de la mama más proyectado. Las mamas pueden tener un aspecto más natural o artificial, depende de la proyección, el volumen del implante y la anatomía de cada paciente. Las anatómicas varían en proyección, altura y anchura. Se suelen adaptar mucho mejor a la anatomía de cada paciente, presentando un aspecto más natural.

 Más información:

 Una de las preguntas más comunes que suelen plantear las pacientes en la clínica es:

  • ¿Las prótesis duran toda la vida?

 No se puede garantizar que los implantes mamarios vayan a duran toda la vida. Depende del estilo de vida que lleve la paciente, la fatiga del material, los accidentes, incluso de las mamografías.

 Lo que sí que se puede garantizar es que los materiales utilizados para fabricar los implantes mamarios  son de última generación y alta resistencia.

  • Seguimiento médico

El seguimiento médico depende del tipo de relleno empleado en cada prótesis. Las prótesis hinchables necesitan un seguimiento periódico, ya que son prótesis que pueden sufrir pérdidas del volumen del implante y, por tanto, pérdida de volumen del pecho ante cualquier perdida o poro en la superficie.

 Las prótesis de gel de silicona son densas, por lo que necesitan pruebas radiológicas para conocer el estado de la prótesis.  Se recomienda una ecografía mamaria anual o si se ha tenido un accidente con impacto en el pecho, una prueba de confirmación RNM mamaria.

  • ¿Cómo puedo elegir la mejor prótesis?

La  prótesis debe estar aprobada por Comunidad  Europea, en el caso contrario, no está autorizada para ponerse en España ni en la Europa Comunitaria.

El tipo de implante mamarios dependerá del estilo de vida, las expectativas y las posibilidades técnicas de la mama de la paciente.

Dr. González-Fontana Cirujano Plástico