El aumento de pecho es una de las intervenciones de cirugía estética más demandada en España. Últimamente, ha surgido un nuevo tema que preocupa a las mujeres: la compatibilidad entre la cirugía plástica y el deporte.

Las mujeres deportistas suelen querer aumentar la talla de su pecho porque al hacer deporte y al mantener un porcentaje de grasa corporal bajo, la medida de los senos suele disminuir y, por lo tanto, son más pequeños.

¿Es beneficioso para las mujeres deportistas operarse los pechos? Claro que sí, es igual de beneficioso como lo es para mujeres que no realizan actividad física alguna.

Para aquellas mujeres que practican fitness, crossfit, running o cualquier otro deporte, realizarse una cirugía de aumento mamario, no tiene por qué cambiar su vida deportiva ya que es completamente compatible con esta y con otras intervenciones de estética.

Es importante tener en cuenta, que después de una operación de aumento de senos el descanso es primordial y que se necesita de un tiempo de reposo, aunque eso signifique deja actividad física de lado durante un pequeño periodo de tiempo con el fin de lograr el resultado que tanto se desea.

No hay nada de qué preocuparse. La tecnología actual en la fabricación de implantes mamarios, hace que estos sean resistentes a pesadas cargas de peso y altas dosis de energía sin que sufran daño alguno en su forma ni desgaste del implante. La prótesis está recubierta de varias capas de siliconas protectoras, lo que lo hace muy estable y tampoco existe riesgo de que el implante se mueva de su posición al realizar movimientos propios del ejercicio que se practique.

Pongamos como ejemplo el caso de la natación. Aunque en este deporte la aerodinámica es esencial, la nadadora que desee realizarse un aumento de pecho puede hacerlo, el rango de talla es mucho menor que él podría implantarse a otras deportistas.

En definitiva, las precauciones que se deben tomar luego de una cirugía de aumento mamario, son las mismas que para cualquier intervención quirúrgica.

¿Dónde se colocarán los implantes?

Una de las cosas más relevantes que debemos tener en cuenta antes de la operación es donde van a ser colocados los implantes. Existen dos métodos de aumento de pecho recomendados para deportistas: intramuscular, la prótesis se coloca debajo de la fascia -una capa fina de músculo pectoral mayor ; y subglandular, el implante se coloca por encima del músculo pectoral.

¿Qué ejercicios puedo hacer tras una cirugía de aumento de pecho?

Después del periodo de reposo estipulado por el médico, se pueden volver a la práctica deportiva habitual sin mayores problemas. Eso sí, en ciertos deportes como el running, es importante usar un sujetador deportivo que proporciones la sujeción adecuada. De este modo, los tejidos estarán protegidos frente al impacto que nuestro cuerpo recibe del suelo en cada zancada.

Si realizamos deportes de agua, es recomendable esperar que la cicatriz este curada para minimizar una posible infección.

  • Primera semana: Reposo tras la cirugía, evitando movimiento forzados de los brazos para ayudar a la adaptación de la prótesis y favorecer la cicatrización.
  • Segunda semana: Se puede empezar con ejercicios de pierna como sentadillas.
  • Al mes: Se pueden hacer la mayor parte de ejercicios de musculación, excepto los que afectan directamente al músculo pectoral.
  • A partir del tercer mes: la actividad podrá ser completa, pero intentando empezar progresivamente para volver a adaptar el músculo pectoral a la situación previa de la cirugía.

Lucir un cuerpo con curvas no está reñido con el deporte. Cualquier mujer deportista puede realizase un aumento de pecho. Tanto las operaciones de cirugía estética como el deporte buscan, entre otras cosas, que las mujeres se sientas cómodas con su aspecto físico.