Mommy Makeover: operaciones para recuperar la figura tras el embarazo

El cuerpo de la mujer cambia durante el embarazo

Aunque muchos de los cambios que se producen con el embarazo y la maternidad están llenos de alegría, también pueden provocar una serie de cambios no deseados en el cuerpo de una madre.

Desde las estrías y la piel suelta hasta la flacidez persistente y los nuevos contornos corporales irregulares, las formas en que la maternidad puede transformar el cuerpo no siempre son deseables.

La dieta y el ejercicio pueden ayudar con el peso del bebé y la confianza en tí misma, pero los increíbles cambios que sufre el cuerpo de una madre durante el embarazo, el parto y el posparto no siempre pueden revertirse sólo con simples cambios en el estilo de vida.

Varios procedimientos de cirugía plástica se centran en estos cambios físicos para remodelar y restaurar el cuerpo de la madre y conseguir una renovada sensación de confianza en sí misma. Siga leyendo para conocer algunos de los procedimientos estéticos más populares entre las madres.

Tras el embarazo las alteraciones físicas más comunes se producen en un cambio en el tamaño y textura de las mamas, ya que el pecho sufre modificaciones en la distribución y localización tanto de su grasa como de su tejido glandular y esto junto con la flacidez cutánea puede traducirse en un pecho «caído» y en ocasiones «vacío» en su polo superior.

En cuanto al abdomen, los músculos rectos abdominales sufren una gran distensión durante el embarazo, tanto que incluso en determinadas situaciones se producen dehiscencias de dichos músculos y a veces aparición de pequeñas hernias.

Además, hay que tener en cuenta que las alteraciones en el volumen graso corporal pueden dar paso a celulitis y en muchos casos a acúmulos localizados de grasa, difíciles de hacer desaparecer a pesar de unos cuidados hábitos alimenticios y deportivos.

¿Qué es el Mommy Makeover?

El mommy makeover es un término que acuña una tendencia estética que engloba diferentes técnicas quirúrgicas después del parto.

Con la maternidad de algunas famosas se ha hablado de la presencia de un cirujano plástico en el quirófano. La realidad es que no siempre tras un parto la recuperación del cuerpo de la mujer, en muchas ocasiones transformado por el embarazo, consigue cumplir las expectativas de la nueva madre.

La presencia de un cirujano plástico en el quirófano para controlar los posibles tratamientos parece algo inusual en España, pero contar con su presencia durante el parto, en EE UU no lo es tanto.

En norte américa es habitual la figura del cirujano plástico como el médico de cabecera de muchas mujeres. Ocurre que tras un embarazo el cuerpo de la mujer sufre cambios importantes no solo a nivel hormonal sino también cambios físicos evidentes.

A la hora de recuperar la figura hay muchos factores como la genética, la constitución física o el estilo de vida de la paciente de los que va a depender de manera importante esta recuperación.

¿En qué consiste el Mommy Makeover?

Concretamente el mommy makeover es una forma de denominar a una serie de diferentes técnicas de cirugía plástica que se realizan de forma individual o conjunta en mujeres que han pasado por uno o múltiples embarazos.

Básicamente suelen presentarse la cirugía de la mama, centrándose en el aumento o reducción mamaria; la cirugía abdominal, sobre todo abdominoplastia; y la cirugía corporal, principalmente la liposucción.

Aunque la consulta más frecuente en estos casos suele ser por un exceso de piel y de grasa en la parte inferior del abdomen.

Intervenciones de cirugía estética postparto

1. Abdominoplastia

después de la abdominoplastia post embarazoLas madres que se quedan con la piel suelta o la indeseable flacidez abdominal, así como algunas madres que se enfrentan a una separación de los músculos abdominales, pueden optar por una abdominoplastia después del parto.

Los procedimientos de abdominoplastia son muy populares entre las madres que tienen una barriga rebelde o músculos abdominales sueltos y debilitados que hacen que el vientre parezca hinchado o gordo.

La abdominoplastia consiste en alisar y tensar la piel suelta y los tejidos conjuntivos mediante una intervención quirúrgica.

La abdominoplastia elimina las inoportunas estrías, tensa los músculos abdominales y da como resultado un vientre más plano y delgado.

2. Aumento de pecho

El embarazo y la lactancia suelen provocar un cambio en la forma, la simetría y el tamaño de los pechos de la madre y, a pesar de algunas afirmaciones, estos cambios no pueden rectificarse únicamente con ejercicios de tonificación o de fuerza.

Un procedimiento de aumento de pecho, o una «operación de pecho», utiliza implantes de silicona o solución salina o la transferencia de grasa de otra parte del cuerpo para crear unos pechos más llenos, redondos y bien proporcionados.

Los aumentos de pecho son ideales para las madres que han perdido volumen o forma debido al estiramiento natural de la piel y a las contracciones que se producen con el embarazo y los cambios hormonales del posparto.

Sin embargo, se recomiendan procedimientos adicionales para aquellas mujeres con senos significativamente estirados o caídos, ya que los aumentos están diseñados principalmente para remodelar los senos, aumentar la plenitud y proporcionar un levantamiento de leve a moderado.

3. Mastopexia: elevación de pecho caído

Las hormonas implicadas en el embarazo suelen hacer que los tejidos mamarios se hinchen durante la gestación.

Estos mismos tejidos se encogen y contraen en el periodo de posparto, especialmente durante el periodo de lactancia e inmediatamente después, lo que puede hacer que la piel de los senos sobrepase los límites de su elasticidad y en consecuencia queden unos pechos flácidos y caídos.

Dado que la elasticidad no puede restablecerse por completo, la elevación de los senos es una opción popular entre las madres que desean revertir estos efectos mediante la cirugía.

Mientras que un levantamiento de senos no puede alterar el tamaño de su pecho de manera significativa, este procedimiento puede eliminar la piel suelta y remodelar los senos para una apariencia más juvenil sin el uso de implantes o transferencia de grasa.

4. Liposucción

Liposuccion postpartoDespués del embarazo, muchas madres se quedan con zonas que parecen aferrarse a la flacidez sin forma que no desaparece con la dieta y el ejercicio. La liposucción puede realizarse en diversas zonas para eliminar el tejido graso y contornear el cuerpo para conseguir una silueta más proporcionada.

La liposucción es un procedimiento que puede eliminar los depósitos de grasa pequeños o moderados de las caderas, los muslos, la barriga, los brazos, las nalgas, el pecho y la cintura, pero no remedia la piel suelta y la celulitis, ni es un procedimiento ideal para quienes tienen una cantidad importante de grasa corporal.

5. Lipectomía de cinturón

Las madres observan cambios en otras partes de su cuerpo, además de los torsos y el abdomen.

En muchos casos, la piel y los tejidos de las nalgas y los muslos se estiran y se vuelven desiguales, lo que lleva a muchas madres posparto a buscar un lifting de la parte inferior del cuerpo, o una lipectomía de cinturón.

Los procedimientos de lipectomía de cinturón tensan, remodelan y reafirman las zonas de la parte inferior del cuerpo que rodean el cinturón, incluida la parte inferior del vientre, las nalgas, las caderas y los muslos.

El resultado es una forma más suave y proporcionada de la parte inferior del cuerpo que presenta una piel más tensa y una figura más equilibrada.

6. Labioplastia

La labioplastia reduce el tamaño de los labios interiores que pueden estirarse o agrandarse debido a los cambios hormonales del embarazo.

¿Cómo es la recuperación ?

El tiempo de recuperación dependerá en gran medida del ritmo de recuperación de tu cuerpo y de los procedimientos que formen parte de tu cambio de imagen.

Normalmente, cuantos más procedimientos se realicen, más largo será el período de recuperación.

Ten en cuenta que la recuperación de un cambio de imagen para mamás no suele ser corta.

El tiempo de recuperación que necesitará depende de la intervención más extensa que te hayas realizado.

Para la mayoría de las pacientes, se trata de una abdominoplastia.

A continuación se ofrece una estimación aproximada del tiempo de recuperación para los procedimientos más comunes:

  • Elevación y/o aumento de pecho: vuelta al trabajo en pocos días, seis semanas antes de levantar objetos o hacer ejercicio intenso.
  • Liposucción: vuelta al trabajo al día siguiente, seis semanas antes de levantar peso o hacer ejercicio extenuante.
  • Abdominoplastia: vuelta al trabajo al cabo de unas dos semanas, al menos seis semanas antes de levantar peso o hacer ejercicio.

¿Cuánto cuesta la cirugía estética postparto?

El precio del mommy makeover dependerá de los procedimientos quirúrgicos que se incluyan en el plan. Por ello, un mommy makeover suele oscilar entre 5.000 y 15.000 euros.

No hay un precio fijo para un cambio de imagen para mamás, porque cada procedimiento combina varias cirugías adaptadas a los deseos y necesidades individuales de la paciente.

La consulta es una oportunidad para que el paciente diga qué es lo que quiere conseguir exactamente con el cambio de imagen y para que el cirujanoplástico te dé sus recomendaciones. Tras la consulta se establecerá un precio que reflejará las decisiones tomadas por la paciente y el cirujano.

Los precios pueden variar en función de:

  • La combinación de cirugías seleccionadas para el procedimiento de un individuo.
  • La experiencia del cirujano, anestesista y equipo médico.
  • Las técnicas quirúrgicas.
  • El tiempo requerido en la cirugía.

Sin embargo, los pacientes pueden estar seguros de que, una vez presentado el presupuesto, el precio no incluirá ningún coste oculto.

Cubrirá:

  • Los costes del cirujano y el anestesista.
  • Gastos de hospitalización.
  • Pernoctaciones (si tienes que pasar noche en el hospital).
  • Cuidados posteriores y citas de seguimiento.

¿Cuánto tiempo hay que esperar después de tener un bebé?

No hay un tiempo de espera específico para todas las cirugías estéticas después del embarazo.

En realidad, depende de lo que quieras hacerte para determinar cuánto tiempo debe esperar después de tener un bebé.

  • Sin embargo, el embarazo y el parto son duros para el cuerpo, por lo que es importante esperar un mínimo de seis meses después de dar a luz para someterse a una abdominoplastia o a un procedimiento de transferencia de grasa, como una BBL o una liposucción.

Esto garantiza que te has curado correctamente y que obtendrá con seguridad los resultados que desea.

  • Si estás pensando en hacerte un aumento de senos, una elevación de senos u otro procedimiento, es importante que esperes al menos un año completo después de haber terminado de dar el pecho. Esto permite que los conductos y los tejidos se asienten en su estado «normal», proporcionándole los resultados más precisos y duraderos.

Si eres una madre que te sientes incómoda con tu cuerpo después de tener uno o varios embarazos, llama a la clínica del Dr. González-Fontana para obtener más información, programar una consulta, y discutir qué procedimiento es adecuado para ti.