Mamas asimétricas: un pecho mas grande que otro

La asimetría mamaria es cuando las mamas no coinciden en tamaño, forma o posición. Y es muy común.

Es normal que incluso en los pechos que ya han finalizado su desarrollo, existan esas diferencias en forma, tamaño o posición.

La genética puede influir en las variaciones normales del desarrollo, como la forma de los senos o las diferencias de tamaño, por ejemplo. Por lo tanto si tienes antecedentes familiares que han tenido asimetría mamaria, es bastante probable que también te ocurra a ti.

Pechos asimétricos en la adolescencia

Puedes notar la asimetría de los senos desde la pubertad. Durante la adolescencia los pechos empiezan a desarrollarse y es a partir de este momento, cuando se hace más evidente el hecho de que uno de tus senos pueda desarrollarse antes que el otro.

No está claro por qué sucede esto.

  • Una explicación es que las niñas pueden tener más células de tejido mamario en un lado.
  • O bien las células de un pecho pueden tener más sensibilidad a la acción de los estrógenos, haciendo que crezcan antes las células del tejido mamario de dicho pecho.

No obstante, el otro pecho comenzará a «desarrollarse» de igual forma con un poco de retraso. Aun así, puede pasar un tiempo para que crezca y ambos pechos se igualen.

Un estudio de 2018 analizó a 300 mujeres que solicitaban implantes mamarios. Descubrieron que el 91% tenía senos asimétricos.

Condiciones médicas que afectan al tamaño de los senos

Varias condiciones médicas pueden afectar a la simetría de tus senos.

  • El embarazo: tus pechos pueden cambiar su forma y tamaño, apareciendo desiguales durante el embarazo.

De hecho debido a los cambios hormonales las mamas pueden agrandarse y, a veces, cambiar su forma a medida que el cuerpo se prepara para amamantar.

  • En el período de la lactancia mientras das el pecho a tu bebé, los senos pueden no tener la misma forma o tamaño.

Esto es especialmente cierto si tu bebé prefiere amamantar o alimentarse de un lado.

  • Hiperplasia ductal atípica (ADH) es una condición que afecta a las células del tejido mamario.

Ocurre cuando los conductos de leche en tus senos tienen un crecimiento excesivo.En esta situación hay más células que recubren el conducto de lo normal. Algunas de estas células son de forma y tamaño irregulares.

La ADH puede provocar bultos benignos (no cancerosos) en el seno que afectan a su apariencia.

  • Mamas hipoplásicas o pechos subdesarrollados, los cuales pueden ser diminutos, delgados, separados o muy desiguales. Típicamente la areola o área de piel más oscura alrededor del pezón también puede parecer grande.

Por lo general, no se puede identificar una causa para la hipoplasia mamaria. Las hormonas a veces intervienen en esta situación, pero también puede ocurrir debido a una lesión o una condición médica.

Por ejemplo, hay un caso informado de una adolescente que tenía un seno más pequeño que el otro después de un desarrollo mamario normal. En su caso, sucedió después de que tuvo una infección llamada mononucleosis.

  • La hipertrofia juvenil ocurre cuando uno de tus pechos crece mucho más que el otro. Es una condición rara y aunque la causa es desconocida, se cree que está relacionada con la sensibilidad a las hormonas.

¿Cuándo debo preocuparme por los senos desiguales?

La asimetría mamaria y los senos desiguales no suelen ser algo por lo que debas preocuparte por razones médicas. 

Informa a tu médico si observas algún cambio en el tamaño, la forma o la apariencia de cualquiera de los senos. Es posible que te recomienden ciertos exámenes, como una mamografía, una ecografía o una biopsia mamaria.

Solución para los pechos asimétricos

Los senos desiguales son muy comunes y, por lo general, no hay nada de qué preocuparse.

No obstante, puede ser difícil de disimular una diferencia ostensible en el tamaño de tus senos. Esto es especialmente cierto, cuando la diferencia de tamaño es muy evidente.

Para aquellos casos en los que existe más del 30% de diferencia en volumen entre ambos pechos, es realmente complicado poder ocultarlo con la ropa

Si estás preocupada o acomplejada por tus senos desiguales, tienes algunas opciones:

  • Trata de ir a una tienda de sujetadores profesional. Ellos pueden ayudarte a encontrar un sujetador adecuado para pechos asimétricos, que se ajuste a ambos lados de tu pecho y oculte cualquier diferencia.
  • Considera acudir a un psicólogo. Pueden darte apoyo y guiarte para que aprendas a aceptar tu cuerpo.
  • Únete a un grupo de apoyo sobre la imagen corporal, para poder hablar con mujeres que tiene los mismos problemas.
  • Consulta con tu médico acerca de los procedimientos quirúrgicos para corregir unos pechos asimétricos, en el caso de que no puedas aceptar la diferencia entre tus senos.

La asimetría mamaria, o senos desiguales, puede ser muy común. Los pechos pueden variar en tamaño o forma por razones genéticas, el embarazo y la lactancia, así como debido a ciertas condiciones médicas.

Es posible que no te importe tener senos desiguales o que al contrario, te sientas incómoda. Si no estás cómoda con  tus pechos y deseas una solución definitiva para tus pechos asimétricos, el aumento de pecho con implantes mamarios de distinto tamaño puede ser la solución que deseas.