¿Por qué se encapsulan las prótesis de mama?

Si has empezado a investigar sobre la operación de aumento de pecho, es posible que estés familiarizada con algunos de los posibles riesgos asociados a los implantes mamarios.

Con una tasa de complicaciones extremadamente baja, el aumento de pecho se considera un procedimiento seguro y adecuado, aunque como en cualquier cirugía existe la posibilidad de que se produzca una complicación.

Una de las complicaciones de las cirugías con colocación de prótesis mamarias es la contractura capsular.

¿Qué es la contractura capsular?

La formación de una «cápsula» de tejido cicatricial es una parte normal del proceso de cicatrización después de la cirugía de aumento de pecho y no siempre es algo malo.

La cápsula a menudo ayuda a mantener el implante en la cavidad mamaria.

La contractura capsular, también conocida como encapsulamiento de prótesis, es una complicación del aumento de senos durante la cual el tejido cicatricial forma una cápsula apretada y constrictiva alrededor de un implante mamario.

El desarrollo de tejido cicatricial es una respuesta natural y esperada a la implantación de cualquier cuerpo extraño, pero la contractura capsular se produce cuando el tejido cicatricial se vuelve demasiado tenso y comienza a comprimir el implante.

Síntomas del encapsulamiento de las prótesis

Aunque la contractura capsular sólo se produce en un porcentaje muy pequeño de pacientes de aumento de pecho u otras cirugías mamarias con colocación de prótesis, es importante ser consciente de los signos que te indican que puedes tener un problema potencial.

Los signos y síntomas más comunes de un implante mamario encapsulado son:

  • Dolor o malestar crónico.
  • Aumento de la firmeza o tensión en la mama.
  • Cambio en la posición o forma de la mama, con el implante normalmente más alto de lo normal.
  • Restricción de la amplitud de movimiento.

Si experimentas algún signo de contractura capsular, lo mejor es que te pongas en contacto con tu cirujano plástico.

¿Cuáles son las causas de la contractura capsular?

El encapsulamiento de la prótesis o implante mamario puede producirse en cualquier paciente, con o sin una razón obvia.

De hecho, la causa precisa de la contractura capsular no se entiende del todo.

Algunas de las causas potenciales más comunes de la contractura capsular son las siguientes:

Infección bacteriana de bajo grado

La contractura capsular puede desarrollarse debido a la formación de un biofilm dentro de la bolsa mamaria.

El biofilm es una fina capa de bacterias que suele introducirse en el cuerpo cuando el implante se introduce en la cavidad mamaria durante el aumento. Esta acumulación de bacterias puede causar una infección, que puede conducir a la contractura capsular.

Hematoma y seroma

Algunas pacientes pueden necesitar utilizar drenajes para ayudar a garantizar que la sangre (hematoma) y el líquido (seroma) no se acumulen dentro de la bolsa mamaria.

Esta acumulación proporciona nutrientes para que las bacterias se alimenten, aumentando así el desarrollo y el crecimiento del biofilm causante de la contractura capsular.

Tratamiento del cáncer de mama

Las mujeres que eligen implantes para su reconstrucción mamaria después de una mastectomía o una tumorectomía, pueden tener un mayor índice de desarrollo de contractura capsular si deciden colocarse los implantes, antes de terminar todo el tratamiento contra el cáncer (como la radiación).

Predisposición genética

También es importante tener en cuenta las enfermedades preexistentes y la genética. Los pacientes que son propensas a desarrollar un tejido cicatricial grueso o tienen antecedentes familiares de enfermedades autoinmunes pueden tener un mayor riesgo de contractura capsular.

Mala suerte

También es posible que esta afección surja al azar sin un origen fácilmente identificable. Esto se reduce a nada más que al azar.

¿Cuáles son los primeros signos de la contractura capsular?

Los primeros signos de contractura capsular son los siguientes:

  • Un leve hormigueo en los implantes.
  • El aspecto distorsionado de los pechos.
  • Sensación de firmeza en los implantes.

¿Cuándo se produce el encapsulamiento de la prótesis?

En la gran mayoría de los casos de contractura capsular, ésta comienza a desarrollarse dentro de los primeros 6 a 12 meses después de la cirugía.

No es imposible que la encapsulación se produzca más tarde, pero es extremadamente raro.

Si empiezas a notar cualquier signo o síntoma inusual de contractura capsular, es importante que te pongas en contacto con tu cirujano de inmediato.

En algunos casos muy tempranos, la contractura capsular puede corregirse sin cirugía, aunque si no se diagnostica hasta una fase posterior, es probable que sea necesaria la extracción quirúrgica del implante.

¿Puedo prevenir la contracción capsular?

No hay forma de prevenir realmente la contractura capsular; sin embargo, hay algunas formas que han demostrado reducir la posibilidad de que se produzca.

Muchas de ellas provienen de las características específicas de la cirugía de aumento de pecho.

Las estadísticas muestran que los implantes de solución salina tienen un mayor riesgo de desarrollar contractura capsular que los implantes de gel cohesivo (silicona), y los implantes con textura pueden ser más protectores frente al desarrollo de un posible encapsulamiento de la prótesis que los implantes de silicona lisos.

Además, se cree que los implantes colocados debajo de los músculos tienen menos probabilidades de desarrollar contractura, ya que el músculo pectoral masajea los implantes, permitiendo que el tejido cicatricial se mantenga suave.

Otras factores que pueden ayudar a que no aparezca el encapsulamiento son evitar levantar objetos pesados, hacer esfuerzos o traumatismos después de la cirugía.

¿Cómo puedo tratar la contractura capsular?

Aunque la contractura capsular no es algo que se pueda ignorar, es fácilmente tratable.

Si empiezas a notar algunos de los primeros signos de contractura capsular, ponte en contacto con tu cirujano plástico lo antes posible.

Para corregir la contractura capsular, deberás someterte a un aumento mamario secundario con una capsulectomía.

Una capsulectomía es un procedimiento quirúrgico en el que el cirujano retira el implante mamario y el tejido cicatricial circundante. En este momento se puede insertar un nuevo implante. Dado que la contractura capsular es muy tratable, no es un obstáculo para las mujeres que desean conservar sus implantes mamarios.

¿Estás interesada en saber más?

Durante tu consulta de aumento de senos con el Dr. González-Fontana, hablaremos sobre los posibles riesgos y complicaciones del procedimiento y contestaremos a cualquier pregunta que puedas tener.

Nuestro equipo se compromete a proporcionar el más alto nivel de atención, minimizando cualquier factor de riesgo conocido, y manteniendo la salud y la seguridad del paciente como nuestras principales prioridades.

Si estás interesada en un aumento de pecho y te gustaría aprender más acerca de tus opciones, por favor, ponte en contacto con el Dr. González-Fontana llamando al 96 344 04 08, o rellenando nuestro formulario de contacto.