Su recuperación después de la cirugía de reducción mamaria afectará al aspecto de sus senos con el tiempo. Saber cómo cuidar de sus incisiones, cómo controlar el dolor y cuándo reanudar el ejercicio y otras actividades le ayudará a obtener la mejor apariencia posible después de la cirugía de reducción de pecho.

¿Qué es la cirugía de reducción de senos?

dibujo de un proyecto de reducción de pechoLa mamoplastia de reducción, también conocida como operación de reducción de senos, es un procedimiento quirúrgico que elimina la grasa, el tejido glandular y la piel de los senos. Se realiza bajo anestesia general.

Al igual que con cualquier tipo de cirugía, la cirugía de reducción mamaria tiene un período de recuperación significativo.

Cómo recuperarse de la cirugía de reducción mamaria

Después de la cirugía, recibirá instrucciones postoperatorias. Sígalas cuidadosamente para que pueda sanar adecuadamente. Las instrucciones incluirán los tipos de medicamentos que se deben aplicar en el área de la cirugía, los medicamentos orales que se deben tomar para ayudar a sanar y reducir el riesgo de infección, y cuándo se debe hacer un seguimiento con el cirujano. Si tiene alguna duda, no dude en preguntar a su cirujano.

La recuperación de la reducción de pechos día a día

vendaje durante el tiempo de recuperación de reducción mamaria

Tiempo re recuperacion para volver al trabajo 10 días Tiempo de recuperación necesario para difuminar cicatrices y tener el resultado final entre 6 meses y 1 año

  • Durante 6 dias deberás tomar una medicación con antibióticos, analgésicos y antiinflamatorios.

Recuerda que durante este periodo el equipo médico del Instituto Medico Gonzalez-Fontana está a tu disposición las 24 horas, mediante un teléfono de URGENCIAS.

  • Tras los primeros 7 días, se realiza la primera cura, para la cual deberás acudir al centro Instituto Médico González-Fontana, donde el equipo médico te retirará el vendaje, comprobando la buena evolución tras tu intervención.

En estos momentos el vendaje debe sustituirse por un sujetador, que se adapte a tus necesidades, y que te será indicado por el Dr. González-Fontana.
Además, y tras la primera cura, la medicación también podrá retirarse, dado que el dolor ha desparecido en la mayor parte de los casos.

  • Es importante saber, que a partir de este momento te podrás hacerte ya una idea de cómo va a quedar tu pecho; presentando un aspecto más elevado, más pequeño y redondo, acercándose a tus expectativas. Sin embargo, su forma no es la definitiva, ya que tú mamas todavía va a seguir experimentado cambios.
  • Durante los próximos 21 días, realizaremos curas y revisaremos el estado de los puntos, y aunque la mayoría se reabsorben solos, es importante una supervisión médica , acudiendo las veces que sea necesario al Instituto Médico González-Fontana. Tras esta etapa podrás comenzar ya a hacer una vida normal.
  • Al mes se efectúa la primera revisión de tu pecho, con toma de fotos, en la que podrás comprobar la buena evolución y aspecto del mismo, de forma cronológica.
  • En tu revision de los 6 meses realizamos otra toma de fotos, en la que ya te verás la forma definitiva de tu pecho, que sera más redondo, más elevado y natural, con un tamaño más acorde a tus expectativas.
  • Debes saber que el cuidado de pecho sigue siendo muy importante y no debe darte el sol en la cicatrices.
  • En la revision del año podrás comprobar un aspecto definitivo, tanto en la forma del mismo como en las cicatrices.

Qué esperar durante la primera semana

Se despertará de la operación de reducción de senos usando, ya sea un vendaje elástico, o un sostén quirúrgico sobre la gasa y los apósitos. Asegúrese de hacer arreglos para que alguien le preste ayuda en los días que siguen después de la cirugía, así que trate de pedir ayuda a un familiar o amigo para que le ayude. Y asegúrese de que se siente muy cómoda con él o ella porque necesitará ayuda para lavarse y bañarse ya que no podrá levantar los brazos sin sentir dolor.

Tendrá suturas y es posible que también tenga tubos de drenaje. Los tubos de drenaje permanecerán durante al menos una semana después de la cirugía de reducción mamaria. Después de que la gasa y los apósitos hayan sido retirados, usará el sostén quirúrgico durante las siguientes semanas. Esto ayuda a controlar la hinchazón y a mantener los senos en la posición adecuada, permitiendo que el tejido se adapte al contorno deseado.

En las semanas que siguen a su cirugía

Dentro de las dos semanas después de la cirugía, se le quitarán los puntos de sutura. Además, sus senos estarán sensibles. Habrá hinchazón y moratones que se desvanecerán gradualmente. Probablemente experimentará algo de comezón y sequedad a medida que la zona de la cirugía vaya sanando.

Para reducir la hinchazón y los dolores asociados, deberá reducir el consumo de sodio y aumentar el consumo de agua. Esto ayudará a eliminar el líquido del cuerpo.

Después de unas dos semanas, podrá volver a trabajar, dependiendo de cuál sea su profesión. Sin embargo, tenga en cuenta que es posible que desee evitar levantar objetos pesados durante varias semanas después de la operación y que debe evitar la actividad extenuante durante al menos seis semanas, lo que permitirá que el cuerpo sane más rápido.

Consideraciones sobre la recuperación a largo plazo

vendaje postoperatorio de mamoplastia de reducciónCada persona puede recuperarse de la cirugía de manera diferente. Por ejemplo, algunos pacientes pueden experimentar hipersensibilidad en la zona de la cirugía. Algunos pacientes pueden experimentar entumecimiento del área, hasta un año, después de la cirugía. Y existen algunos pacientes, que podrían no tener ninguna de estas sensaciones.

Además, la forma en que las personas se curan las cicatrices de la mamoplastia de reducción también puede ser diferente. Habrán cicatrices visibles que pueden desvanecerse con el tiempo pero que, en muchos casos, no desaparecerán.

Para las mujeres, los senos pueden hincharse y volverse sensibles en el primer ciclo menstrual después de la intervención. Las pacientes pueden seguir experimentando dolor esporádico, especialmente durante la menstruación, durante varios meses después de la cirugía de reducción de pecho.