La nariz es el eje fundamental en la estética facial debido a que está en medio de la cara, mejorándola sutilmente y generándole una mayor armonía.

La rinoplastia suele confundirse con la septoplastia ¿pero en que consiste cada una y en que se diferencian?

La rinoplastia tiene como objetivo modificar el tamaño, la forma y el aspecto de la nariz para lograr armonía en el rostro. Es una cirugía con una recuperación rápida. Esta técnica no debe confundirse con la septoplastia, ni con la hipertrofia de cornetes, cuyo objetivo es que respires mejor por la nariz.

La septoplastia repara cualquier problema que se presente en el tabique nasal, como que esté torcido o deformado, que no permite a la persona respirar correctamente y provoca que respire por la boca.

La septoplastia se realiza a través de las fosas nasales, sin dejar cicatrices, morados o hinchazón visible. Lo normal es que esta cirugía no genere ningún cambio en el aspecto nasal.

Por su parte, la hipertrofia de cornetes, produce una dificultad respiratoria en una fosa nasal o en la dos, incluso llegando a alternarse la dificultad respiratoria entre ambas fosas nasales produciendo rinitis.

Rinoplastia +septoplastia = Rinoseptoplastia + Turbinectomia

Aunque son operaciones distintas, se complementan: se combina la parte estética o rinoplastia con la funcional o septoplastia, a este conjunto se le denomina Rinoseptoplastia. Si además, se intervienen los cornetes, mejorará la respiración nasal evitando las molestas rinitis atróficas.

Muchos rostros conocidos como el futbolista Cesc Fábregas o la Reina Leticia se han sometido a esta intervención, con lo que han logrado que sus rostros se vean mucho más armoniosos.

Beneficios de la Rinoseptoplastia

Mejorar la funcionalidad y la estética nasal simultáneamente en aquellos pacientes que tienen problemas respiratorios causados por obstrucciones provocadas por la desviación del tabique y desean mejorar a la vez el aspecto de su nariz.

¿Cómo debo prepararme para una Rinoseptoplastia?

1. Entre 15 o 20 días antes:

  • Dejar de fumar.
  • Evitar tomar aspirinas o cualquier fármaco con efecto anticoagulante.

2. El día de la cirugía:

  • Evitar comidas abundantes.
  • No consumir alcohol.

3. El día de la cirugía:

  • No maquillarse.

Esta intervención tiene una duración de entre 1 a 2.30 horas, no deja ninguna cicatriz en el rostro y el postoperatorio no es nada doloroso.

Conscientes de esto, en el Instituto González- Fontana trabajamos en conjunto con un equipo de otorrinos que le van a dar la mejor solución funcional a tu nariz, al mismo tiempo que el Doctor Fontana, cirujano plástico, mejorará el aspecto de tu nariz de forma natural, lo que dará más armonía a tus rasgos faciales.