¿Cuál es el tiempo de recuperación de la abdominoplastia?

La recuperación de una operación de abdominoplastia tiene que equilibrar dos cosas:

  • la necesidad de volver a poner en marcha tu cuerpo lo más rápido posible,
  • frente a la necesidad de mantener las cosas con tranquilidad, hasta que su cuerpo haya tenido la oportunidad de curarse bien.

En el pasado, a los pacientes se les decía que permanecieran muy quietos durante mucho tiempo después de la abdominoplastia, pero eso creaba su propio conjunto de problemas, como coágulos de sangre en las piernas o problemas con los pulmones.

Hoy en día se anima a los pacientes a que se pongan en movimiento pronto, pero eso también puede tener sus propios problemas, como separación de heridas, infecciones o acumulación de fluidos.

Como la mayoría de las cosas en la vida, la mejor respuesta se encuentra en el término medio.

He aquí cómo aconsejamos a nuestros propios pacientes que se han sometido en nuestras clínicas de Valencia o Castellón sobre el postoperatorio de su abdominoplastia.

Esperamos que le resulte útil al considerar si una cirugía estética de abdomen podría ser adecuada para usted.

 

Calendario de Recuperación de la Abdominoplastia

Semana 1 (Primeros 5 días)

Los primeros días después de la cirugía deben estar tranquilos. Tu cuerpo necesita descansar y recuperarse.

Veamos lo qué podemos hacer en los primeros cinco días después de tu cirugía:

Reposo en cama y dieta

Después de la cirugía de abdominoplastia, debes estar en cama con la cabeza elevada y varias almohadas debajo de las rodillas (ligeramente dobladas).

  • Esto es importante porque mantener el torso elevado ayuda a expandir los pulmones, disminuyendo la probabilidad de problemas pulmonares.
  • Esta posición también relaja la piel del abdomen, que se estiró en el momento del cierre de la incisión. Con la piel relajada tienes menos tensión en la herida, por lo tanto menos problemas y mejor suministro de sangre para la curación.

Durante estos primeros cinco días no deberías andar por ahí. Caminar únicamente para realizar ciertas cosas necesarias, como ir al baño o a otro lugar.

  • Demasiado movimiento puede hacer que la capa de piel se deslice contra la capa muscular de modo que los dos tejidos no puedan unirse. Esto da como resultado una acumulación de líquido (seroma) o de sangre (hematoma). Los drenajes pueden ayudar a prevenir esto, pero si te mueves más de lo necesario, demasiado líquido se acumulará a pesar de los drenajes.

Puedes reanudar una dieta normal según lo toleres, pero asegúrate de tomar MUCHOS líquidos, especialmente en las primeras 72 horas después de la cirugía. Los líquidos no deben ser refrescos dietéticos, sino más bien líquidos como zumos.

Prenda de compresión

Hacemos que nuestros pacientes usen una prenda de compresión para disminuir la hinchazón y evitar la acumulación de líquido.

  • Es extremadamente importante que NO te quites la prenda de compresión durante los primeros cinco días después de la operación. No sólo te ayuda a curarte más rápido, sino que también influye en el resultado final de la cirugía.
  • La faja de compresión se extiende por lo menos hasta la mitad del muslo y tiene tirantes para evitar que se doble o se desplace mientras estás descansando.
  • Se debe usar la prenda las 24 horas del día, los 7 días de la semana durante este período inicial del postoperatorio de la abdominoplastia.

El Dolor en la recuperación: Drenajes y Bomba para el dolor

bomba y drenajes para controlar el dolor en la recuperación de una abdominoplastiaLa bomba para el dolor es opcional, pero es altamente recomendada y la mayoría de los pacientes optan por ella.

  • Se inserta al final del procedimiento mientras aún estás en la sala de operaciones. Dispensará anestesia local en el área de la incisión y aliviará el dolor.
  • La mayoría de los pacientes pueden ponerse de pie mucho antes si tienen la bomba del dolor.
  • La bomba de drenaje debe vaciarse cuando esté llena y la cantidad de líquido debe registrarse cada vez que se vacíe. Este proceso se repite hasta que el cirujano retira los drenajes.

A todos los pacientes de cirugía estética de abdomen se les colocarán drenajes para tratar con el líquido.

Sin los drenajes, el líquido permanecería en el área de la herida y crearía problemas.

La bomba del dolor se suele retirar al mismo tiempo que los drenajes.

Cuarto de baño e higiene

Levántese para ir al baño tan a menudo como sea necesario, pero siempre ves acompañado de alguien que te pueda brindar apoyo. Necesitarás la ayuda.

  • Usa el baño sin quitarte la prenda de compresión.
  • Durante los primeros cinco días, NO te duches.
  • Sin quitarse la prenda de compresión, puede bañarse los brazos, las piernas y la cara con una esponja. Sin embargo, no debe mojar la prenda y no debe quitársela.

Medicamentos para el dolor

Después de la cirugía, es normal tener dolor e incomodidad. Si tiense dolor, no tengas miedo de tomar analgésicos.

Los analgésicos le ayudan a descansar, a respirar mejor y a levantarse cuando sea necesario con menos molestias. Se puede tener una bomba para el dolor y aún así tomar los analgésicos.

La bomba para el dolor es sólo un anestésico local, por lo que funciona de manera muy diferente a los analgésicos, que son un narcótico. Cuando tanto la bomba como los analgésicos se usan juntos durante este período inicial, ¡pueden acelerar su recuperación!

Primera visita a la consulta después de la operación

Entre 5 a 10 días después de la operación, normalmente veo a mis pacientes.

  • A la mayoría de los pacientes se les quitan los drenajes y la bomba del dolor en este momento. Con todos los tubos y drenajes retirados, te sentirás con más movilidad.
  • Durante esta primera visita postoperatoria también se retira la prenda de compresión y se te entrega una prenda nueva y limpia.
  • Luego determinamos el plan de acción a seguir durante la próxima semana de postoperatorio.

Después de esta visita a la clínica, puedes ducharse o bañarse. Sin embargo, la nueva prenda debe volver a colocarse inmediatamente para evitar la hinchazón y las acumulaciones de líquido.

 

Semana 2

Después del sexto día después de la cirugía, la capa muscular comienza a tejerse contra la capa de la piel, pero las cosas no están del todo bien.

Recomiendo levantarse y caminar por la habitación al menos 3 veces al día. El propósito es hacer que sus músculos se muevan de nuevo, expandir más sus pulmones y prevenir coágulos de sangre en las pantorrillas.

Pero recuerda, no lo hagas en exceso porque podría causar que la capa muscular se deslice contra la capa de la piel y se separe, causando un hematoma o seroma. Es por eso que es recomendable que sigas usando la prenda de compresión en todo momento (24 horas al día, 7 días a la semana) durante la segunda semana.

  • En este punto, también es importante mantener la capa de piel relajada, así que manten la cabeza de la cama elevada y las rodillas dobladas mientras descansas en la cama.
  • Cuando camines, manténte un poco agachado. No trates de mantenerse recto/a todavía, ya que esto tirará de la herida.
  • Durante esta segunda semana después de la operación, es posible que necesites ayuda para ponerte y quitarte la faja de compresión, por lo que es una buena idea tener familiares y amigos cerca.
  • Cuando te duches, usa agua fría. No tomes una ducha caliente al principio porque cuando se quita la prenda, los vasos sanguíneos se relajan y el agua tibia los hace relajarse aún más. Si se relajan lo suficiente, la sangre puede fluir desde sus venas hacia la parte inferior de su cuerpo y usted puede desmayarse.
  • En cuanto a los analgésicos, normalmente recomiendo en este momento empezar a disminuir la dosis.

Hay varias razones:

Primero, el dolor puede ser un mecanismo de retroalimentación para que su cuerpo le diga si usted está haciendo demasiado esfuerzo.

Y segundo, a veces los pacientes se sienten demasiado bien con los medicamentos para el dolor y tienden a hacer demasiado esfuerzo.

Finalmente, los analgésicos pueden causar estreñimiento y el esfuerzo en las heces puede dañar la reparación del músculo.

 

Semana 3

En este punto comenzamos la fase de recuperación.

  • Comienza por andar por la casa, pero absténte de hacer mucha actividad al aire libre.

Ahora estás empezando a ver su nivel de actividad y cuánto puedes tolerar. Deje que tu cuerpo te guíe. Si puedes ponerte completamente recto/a, es genial, ¡pero no lo fuerces!

  • No camines demasiado y no levantes nada más pesado que un litro de leche.
  • No deberías de coger el coche y conducir.
  • En la tercera semana, ya no es necesario que uses la prenda de compresión las 24 horas del día, los 7 días de la semana, pero aún así debes usarla al menos la mitad del tiempo.

Puedes quitarte la prenda por la noche, pero si no te sientes totalmente cómodo/a, manténla puesta. La mayoría de los pacientes la llevan durante todo el mes, afirmando que les hace sentir más seguros. Es tu cuerpo diciéndote que las cosas todavía están un poco tensas o que todavía hay hinchazón. Escucha a tu cuerpo y no lo fuerces.

 

Semana 4

Ahora puedes aventurarse a salir de la casa, pero todavía no es el momento de ir de compras al centro comercial o de hacer viajes prolongados.

  • Muchos pacientes vuelven a trabajar, siempre y cuando no haya exigencias físicas.
  • Empieza a tratar de estirar, suavemente.
  • No trates de levantar nada que pese más de 5 kilos.
  • Todavía no debes usar ninguna prenda ajustada que no sea la prenda de compresión.
  • A pesar de que ya te encuentras bien, sigue siendo una mala idea conducir. Durante la cuarta semana después de la operación, los giros bruscos o las frenadas fuertes pueden dañar la reparación muscular.

En este punto puedes sentir una dureza a lo largo de la herida. No te asustes, se llama cresta sanadora, y es el colágeno que tu cuerpo deposita para unir la herida. Desaparecerá en las próximas semanas. Todavía tendrás hinchazón en algunas zonas así como entumecimiento en algunas áreas. Todo esto mejorará.

 

Semana 5

hay que seguir las pautas y consejos del cirujano para un correcto postoperatorio de una abdominoplastiaA partir de la semana 5, ¡puedes comenzar a retomar sus actividades normales!

Tu cirujano debería verte en algún momento de esta semana para la cita de seguimiento de un mes.

Es posible que todavía tengas algo de hinchazón, pero su nuevo perfil corporal debe ser más notable así como el desvanecimiento de las cicatrices de la abdominoplastia. ¡Empieza a disfrutarlo!

En resumen, si estás considerando someterse a una cirugía estética de abdomen, debes planear 3 semanas de baja en el trabajo, sin tener que conducir durante el período de recuperación inicial.

Cada cuerpo es único y espero que esta explicación detallada de las primeras cinco semanas después de la abdominoplastia te ayude a estar preparado/a para su propio periodo de recuperación de la cirugía estética de abdomen.

Por último, si eres mujer y cabe la posibilidad de que puedas quedarte embarazada después de la abdominoplastia, piensa en que lo adecuado será que te recuperes totalmente de la abdominoplastia, por lo que recomendamos que dejes pasar un período de tiempo no inferior a 1 año.