Septorrinoplastia Valencia: Rinoplastia Estética y Desviación de Tabique

¿Qué es una septorinoplastia?

septorrinoplastia en Valencia y Castellón González-Fontana: mejora tu nariz y tu salud

Mejora la estética de tu nariz y la respiración corrigiendo una desviación del tabique nasal, todo en la misma operación

Una septorinoplastia es una operación de nariz para mejorar la apariencia estética de tu nariz, y para mejorar la forma en que respiras por la nariz corrigiendo por ejemplo una desviación del tabique nasal.

Implica operar los huesos y cartílagos que dan a la nariz su forma y estructura (rinoplastia) y enderezar el tabique (septoplastia).

El tabique es el conjunto de cartílago y el hueso dentro de la nariz que divide las fosas nasales.

En la actualidad, la intervención nasal se aborda desde un punto de vista de la naturalidad, buscando la armonía facial donde la nariz quede totalmente integrada en el conjunto del rostro.

¿Cuál es la diferencia entre septoplastia y septorrinoplastia?

El objetivo principal en una septoplastia es la corrección del tabique nasal desviado que impide una correcta respiración.

En la septorrinoplastia la corrección del tabique nasal también se combina con la rinoplastia para mejorar el aspecto estético de la nariz.

 

¿Cuál es la diferencia entre rinoplastia y septorrinoplastia?

Los últimos avances en cirugía nasal permiten realizar un tipo de intervención en la que, además de la corrección estética y funcional de la nariz o rinoplastia, se mejora la función respiratoria de la paciente en la misma intervención, llamada septorrinoplastia.

Esta técnica quirúrgica conocida como la Septorrinoplastia hace posible que la paciente obtenga un resultado muy natural  a nivel estético, además de una excelente mejora a nivel funcional.

La Septorrinoplastia supone por tanto, una gran ventaja y comodidad para la paciente al tratar su nariz de una forma global, con una sola intervención y un único postoperatorio, facilitando además una recuperación más rápida.

¿Cuáles son los beneficios de una septorinoplastia?

Si la cirugía nasal por motivos de salud (o por estética) es exitosa, tu nariz tendrá el tamaño y la forma que quieres y podrás respirar a través de ambas fosas nasales. La mayoría de las personas que se someten a una septorinoplastia exitosa se sienten más cómodas con su apariencia después de la cirugía.

¿Existen alternativas a la septorinoplastia?

Si tienes la nariz obstruida por un tabique desviado, es posible que sólo puedas someterte a una septoplastia o a una resección submucosa. Una rinoplastia es la única manera de cambiar la apariencia de su nariz.

Si tienes la nariz tapada porque tus huesos nasales están torcidos o dañados, una rinoplastia (generalmente junto con una septoplastia o resección submucosa) es la única opción para mejorar la forma en que respiras.

¿Cómo se hace una septorinoplastia?

detalle de un tabique nasal desviado. Septorrinoplastia Gonzalez-Fontana.

Un tabique nasal desviado impide una buena respiración

Una septorinoplastia casi siempre se realiza bajo anestesia general.

La operación suele durar entre una y dos horas.

El Dr. González-Fontana hará una incisión en la mucosa (el revestimiento similar a la piel dentro de la nariz) y la levantará del cartílago y del hueso. Quitaremos las partes del cartílago y del hueso que estén dobladas y volveré a colocar el resto en una posición recta.

El Dr. González-Fontana puede refinar la punta de la nariz reduciendo el cartílago.

Si tienes una joroba (dorso) en la nariz, te la afeitaremos. El Dr. González-Fontana también puede enderezar y estrechar los huesos nasales rompiéndolos y luego colocándolos (fractura). El Dr. González-Fontana puede necesitar apoyar o reconstruir parte de la nariz.

Finalizada la intervención y tras un ligero reposo de 48 horas, el paciente puede incorporarse a su rutina diaria, de manera progresiva.

¿Qué complicaciones pueden ocurrir?

Complicaciones generales

  • Dolor
  • Sangrado
  • Infección en el sitio quirúrgico (herida)
  • Coágulos de sangre

Complicaciones específicas

  • Moretones e hinchazón
  • Sangrado causado por infección
  • Enrojecimiento
  • Cicatrices antiestéticas
  • Desarrollar un hematoma o absceso
  • Lesión a los nervios
  • Problemas cosméticos
  • Obstrucción nasal
  • Rechazo de injertos
  • Reducción del sentido del olfato
  • Síndrome de shock tóxico

Postoperatorio de la Septorrinoplastia: ¿Cuánto dura la recuperación?

La mayoría de las personas se recuperan completamente en 1 o 2 meses, pudiendo hacer todas las actividades que realizaban previamente. No obstante tendremos varias consultas postoperatorias durante los 3 ó 4 meses posteriores para comprobar que tu nariz se está curando bien.

Inmediatamente después de la cirugía, si te pusimos algún tipo de taponamiento en la nariz, por lo general te lo quitaremos a la mañana siguiente a la operación. Una vez que te hayamos retirado los tapones te irás a casa.

Durante los días siguientes a tu septorrinoplastia:

  • Necesitarás reposo y no asistir al trabajo, así como mantenerte alejado de grupos de: personas durante dos semanas, para evitar contraer un resfriado, lo cual podría resultar en una infección.
  • Tampoco debes hacer ningún ejercicio, tomar baños calientes o agacharse durante los primeros 7 días.
  • La mayor parte de la hinchazón y los moratones generalmente se han disipado después de la tercera semana.
  • El ejercicio regular te ayudará a retomar tus actividades normales tan pronto como sea posible. Antes de comenzar a hacer ejercicio, debes consultarlo con el Dr. González-Fontana.
  • Puede tomar varios meses (entre 6 y 12), para que tu nariz se asiente y para que los resultados de la septorrinoplastia sean definitivos.

Si estás interesado/a en este tipo de intervención, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en el teléfono 96 344 04 08 o pidiendo cita a través de nuestro formulario online.

En el Instituto Médico González- Fontana estaremos encantados de atenderte.