Muchas veces al realizar el cuidado diario de nuestra piel, nos centramos solo en rostro y en manos, y nos olvidamos de otras partes de nuestro cuerpo que también necesitan cuidados especiales. ¡Ha llegado la hora de darles protagonismo!

El cuello y el escote: los eternos olvidados

El proceso de lavar e hidratar la piel no debe terminar en el rostro. El cuello y el escote también necesitan de tu atención.

La piel de estas zonas es mucho más fina que la piel del rostro y, por consiguiente, es más vulnerable al proceso de envejecimiento. Por lo tanto, es esencial que en tu habito diario incluyas ciertos tips para lograr un cuello y un escote perfectamente tonificados y luminosos.

Las cremas hidratantes, con propiedades reafirmantes, vitaminas y antioxidantes, y los masajes son sus mejores aliados. Es importante que, si trabajas sentada frente a un ordenador, vigiles tu postura.

Lo mejor de todo, es que puedes complementar sus cuidados con la ayuda de la medicina estética. La mesoterapia, una lipoescultura de cuello, el lifting de cuello, la lipotransferencia y los rellenos de ácido hialurónico son ideales para devolver al cuello toda su frescura y juventud.

No nos olvidemos de los brazos

Estamos en primavera y la época de las camisetas de tirantes está a la vuelta de la esquina. Para lucir unos brazos espectaculares haz de tener en cuenta su hidratación para lograr mantener una piel suave.

Gracias a la medicina estética es muy fácil conseguir unos brazos contorneados y definidos. La Braquiplastia o el lifting de brazos es la intervención estrella para lograr unos brazos lisos y perfectos; y, por último, la mesoterapia, un arma potente para combatir la celulitis de esta zona.

Todo esto compleméntalo con una buena rutina de ejercicios de tonificación y voilà, tendrás unos brazos de infarto.

¿Qué pasa con las rodillas y los codos?

Son áreas del cuerpo que requieren de mucha hidratación, ya que la falta de esta hace que pierdan firmeza y aparezcan arrugas.

La medicina estética pone en nuestras manos multitud de tratamiento que ayudarán a rejuvenecer cualquier parte del cuerpo, las rodillas y los codos también. La mesoterapia, es un tratamiento muy completo, y es la técnica estrella para el rejuvenecimiento de estas zonas.

Gracias a los cuidados en casa, los tratamientos e intervenciones de estética se puede mejorar, retrasar y reducir el proceso de envejecimiento de estas olvidadas zonas.